Hay un sinfín de actividades que hacer y cosas que ver una vez en Bilbao, desde paseos a pie por los monumentos de la ciudad hasta un crucero por el río Nervión, pasando por montarte en un autobús turístico o coger el funicular a Artxanda para admirar una fantástica vista panorámica de la ciudad. Otras actividades «imprescindibles» incluyen degustar los famosos «pintxos» en el casco antiguo o disfrutar de la extensa oferta cultural del Museo de Bellas Artes, el Azkuna Zentroa o el Teatro Arriaga. También merece la pena sin duda salir del entorno urbano y visitar la naturaleza de los alrededores, gozando de la belleza de San Juan de Gaztelugatxe o la reserva de la biosfera de Urdaibai o surfeando sobre las estupendas olas de la costa vasca.

www.bilbaoturismo.net/BilbaoTurismo/es/turistas